Kéfir de Coco y Jengibre para Aliviar su Intestino

El kéfir es una bebida de leche fermentada cuyo origen se remonta a las montañas del Cáucaso en Rusia. Tradicionalmente se elabora mezclando granos de kéfir y leche de vaca, pero también se puede utilizar leche de cabra y de oveja.1

El kéfir es una rica fuente de vitaminas, minerales y probióticos, los cuales brindan múltiples beneficios que contribuyen a su bienestar general.2

La clave para hacer kéfir son los granos de kéfir, un cultivo vivo de bacterias y levaduras beneficiosas que fermentan la leche. Lo más curioso es que nunca dejan de crecer y pueden reutilizarse por un período de tiempo indefinido.3

Sin embargo, esta receta del reconocido chef Pete Evans no utiliza granos de kéfir en lo absoluto. En cambio, usa cápsulas probióticas. Esto no solo le permite elegir sus cepas probióticas preferidas, sino que también puede ser una buena alternativa para aquellos que les es muy difícil conseguir granos de kéfir.

Antes de comenzar a hacer su propio kéfir de coco y jengibre, existen algunas cosas que debe tener. Necesitará un frasco de vidrio que pueda almacenar 3 ¼ tazas de líquido. Deberá lavarlo bien con agua caliente y jabón, luego meterlo en el lavavajillas y dejarlo en un ciclo de enjuague caliente con el fin de esterilizarlo.

Es indispensable que todos los materiales que entren en contacto con los ingredientes hayan sido esterilizados. No debe dejar que se cultiven bacterias nocivas, sino permitir que solo proliferen las beneficiosas, por lo que debe esterilizar todo en agua muy caliente, incluso sus manos.

Receta de Kéfir de Coco y Jengibre

Tiempo de Preparación: 10 minutos Tiempo de total: 24 a 30 horas de fermentación Tiempo de Cocción: 15 minutos Tamaño de la Porciones: 3 tazas

Ingredientes

  • 3 cocos frescos
  • 1 a 2 cápsulas probióticas
  • 1 cucharadita de jengibre fresco finamente rallado

Procedimiento

  1. Abra los cocos cortando la parte superior de la cáscara por ambos lados. Cuele el agua de coco en un recipiente esterilizado y déjelo a un lado.
  2. Abra las cápsulas probióticas y agregue su contenido al agua de coco, luego agregue el jengibre. Revuelva la mezcla con una cuchara que no sea de metal.
  3. Cubra la jarra con un pedazo de muselina y apriétela con una liga. Coloque la jarra dentro de su despensa, o sobre la encimera de su cocina en un área oscura y déjela durante 24 a 48 horas para que la mezcla se fermente. El kéfir estará listo cuando el agua pase de una apariencia blanquecina a una blanca turbia.
  4. Puede probar el kéfir después de 24 a 30 horas de fermentación. Vierta un poco en un vaso – no pruebe directamente de la botella. El kéfir debe tener un sabor agrio sin sabor a azúcar, como la cerveza de coco.

Algunos son más burbujeantes que otros, pero todos son beneficiosos. Si todavía tiene un sabor algo dulce, vuelva a colocarlo en la despensa y deje que pase el tiempo de fermentación recomendado que haga falta

 
Consejo:

Es de suma importancia que utilice agua de coco fresca. El agua de coco comercial no funcionará ya que el producto está pasteurizado.

Qué deberían tener las cápsulas probióticas

Estoy convencido de que los probióticos desempeñan un papel fundamental en preservar la salud de todo su cuerpo. Muchas enfermedades inflamatorias como el asma, el eccema y la esclerosis múltiple se deben a problemas intestinales.

Estos problemas causan una reacción autoinmune adversa, que luego provoca una inflamación sistémica que lo acechará en el futuro.

Para optimizar su microbioma intestinal adecuadamente, su receta deberá utilizar un suplemento probiótico de alta calidad que tenga las siguientes cualidades:

Que haya sido comprado de una marca respetable. Que tenga recuento de eficacia (unidades formadoras de colonias o UFC) de al menos 50 mil millones o más. Este es el número de bacterias que se administran por dosis.
Que evite las cápsulas que solo avalan las CFU al momento de la fabricación. Mejor revise su caducidad. Que contenga diversas variedades de probióticos, ya que por lo general una gran diversidad da pie a un mejor estado de salud. Como mínimo, las cepas de Lactobacillus y Bifidobacteria deben estar presentes en el producto.
Que provenga de una marca que no sea transgénica (GMO, por sus siglas en inglés). Que esté fabricado de acuerdo con las Buenas Prácticas de Manufactura Actuales (CGMP, por sus siglas en inglés).4

El coco fresco complementa los probióticos

El coco es uno de los alimentos más saludables que puede comer. Contiene una dosis saludable de grasa beneficiosa, vitaminas y minerales que pueden ayudar a:

  • Evitar comer en exceso: El coco contiene triglicéridos de cadena media (TCM) que, cuando se digieren, lo ayudan a sentirse satisfecho por más tiempo. En un estudio, los hombres que consumieron TCM en el desayuno consumieron menos calorías a la hora del almuerzo.5
  • Mantener un nivel de colesterol saludable: El coco contiene grasas saludables que pueden ayudar a elevar su colesterol HDL (beneficioso) y reducir sus niveles de colesterol LDL (nocivo). En un estudio publicado en Lipids, este beneficio se observó en participantes que consumieron aceite de coco regularmente. Incluso les proporcionó otro beneficio, menor peso.6
  • Matar bacterias: La mitad de los ácidos grasos saludables que se encuentran en el coco se compone de ácido láurico. Cuando se digiere, este ácido se transforma en un monoglicérido llamado monolaurina, que ayuda a combatir microbios nocivos como el Staphylococcus aureus7 (infecciones por estafilococos) y Candida albicans (infecciones por levaduras).8

El jengibre le da sabor al kéfir y le concede sus propios beneficios

El jengibre es uno de los ingredientes de cocina más populares en todo el mundo, y se ha utilizado en diversas culturas durante más de 2 000 años. Está repleto de varios antioxidantes que son conocidos por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

En un estudio, los participantes que se les dio extracto de jengibre y tenían dolor de rodilla cuya intensidad iba de moderada a severa, notaron una reducción en sus síntomas, lo que les permitió tener una mejor movilidad.9 En otro estudio, atletas que tomaron polvo de jengibre todos los días durante 6 semanas informaron una reducción del dolor muscular después de realizar actividad física.10

Para esta receta, es importante que utilice jengibre fresco para que todos sus compuestos beneficiosos sean lo más semejante posible a cuando está en su estado natural.

Sobre el Autor

Pete Evans es un chef de renombre internacional que no solo cocinó para el público en general, sino que también cocinó un banquete real para los Príncipes de Dinamarca, una cena privada para Martha Stewart e incluso representó a su ciudad natal en la cena de gala G'Day USA para 600 personas en Nueva York.

La carrera de Pete se ha trasladado del ámbito culinario al de entretenimiento al tener muchas apariciones en programas de televisión, como en Home Show de Lifestyle Channel, Postcards from Home, FISH, My Kitchen Rules y Moveable Feast.

El último proyecto de Pete, The Paleo Way, es un fascinante programa de salud, control de peso y acondicionamiento físico que se adapta a un estilo de vida Paleo. Su programa de activación de 10 semanas le enseña la sinergia entre comer buena comida, mover su cuerpo todos los días y mirar los aspectos positivos además de descubrir los secretos para tener una vida más sana y feliz.

Fuentes y Referencias
Nutritional Type Cookbook

Suscríbase Hoy Mismo y Obtenga Acceso Ilimitado a mi Biblioteca de eBooks Gratis