Caldo de Pollo Rico en Minerales

¿Se enferma frecuentemente de resfriados debido al clima frío? O ¿tal vez tiene antojo de un platillo caliente que no solo sacie su apetito sino que también recargue y nutra a su cuerpo? Una opción inteligente sería el caldo de huesos.

El caldo de huesos es un alimento poderoso y nutritivo fácilmente digerible, sana el revestimiento intestinal y tiene un alto contenido de valiosos nutrientes que promueven la sanación. Si padece una enfermedad, y busca una forma de agregar más nutrientes en sus alimentos, o simplemente desea incluir un delicioso complemento en sus alimentos habituales, este es una excelente opción.

Anteriormente, he compartido mi típica receta de caldo de huesos, pero si desea que sea más "rico" en nutrientes, podría intentar esta receta proporcionada por Vivica Menegaz, nutricionista, bloggera y partidaria de la dieta cetogénica. Su blog, "The Nourished Caveman", le provee recursos que le ayudarán a recuperar su salud.

Recuerde que, realmente no hay una manera incorrecta de preparar el caldo de huesos, ya que existen muchos estilos diferentes. La receta de Menegaz de su blog The Nourished Caveman utiliza principalmente pollo como ingrediente principal en su caldo de huesos, pero para darle un plus, incluye una variedad de hierbas frescas, lo que resulta en un caldo saludable y apetitoso.

Caldo de Pollo Rico en Minerales

Ingredientes

  • Huesos, pescuezo y patas (si es posible) de gallinas camperas orgánicas
  • 2 chalotas o cebollas pequeñas
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 manojo mezclado de hierbas frescas orgánicas
  • 1 cucharadita de granos de pimienta negra entera
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de sal del Himalaya del Dr. Mercola o celtica
  • 4 litros de agua filtrada
  • Ingredientes nutritivos adicionales

    1 manojo de hierbas orgánicas frescas (puede combinar cilantro y perejil; romero y orégano; o albahaca y menta. O podría utilizarlas todas juntas).

Procedimiento

  1. Coloque todos los ingredientes para elaborar el caldo en una olla grande y déjelos reposar durante una hora.
  2. Cocine a fuego muy lento durante 8 a 12 horas.
  3. Déjelo enfriar.
  4. Separe la carne de los huesos (si tienen) para usarla posteriormente, y cuele el caldo.
  5. Lave minuciosamente las hierbas.
  6. Caliente una porción de caldo a la temperatura deseada. No lo deje hervir (140 °F máximo).
  7. Ingredientes nutritivos adicionales

  8. Ponga la porción de caldo deseada junto con un puñado de hierbas en la licuadora y licue la mezcla hasta que quede homogénea.
  9. Cuele el caldo en un colador de malla fina.
  10. Consúmalo inmediatamente sin recalentar.

Nota importante: Debido a que muchos de los nutrientes de estas hierbas son muy perecederos, solo debe mezclar la cantidad que consumirá inmediatamente.

Experimente los Efectos Sanadores del Caldo de Huesos

Por lo general, recomiendo utilizar un pollo entero para hacer el caldo de huesos, pero esta receta también es una buena opción (y sería menos costosa). Solo asegúrese de utilizar una gallina campera orgánica para elaborar el caldo, y no una proveniente de CAFO que podría dañar su salud.

Es verdad lo que indica el viejo adagio de que el caldo de pollo le cura el resfriado, principalmente porque el pollo contiene cisteína, un aminoácido natural que ayuda a diluir la mucosidad de los pulmones, lo que la vuelve menos pegajosa y fácil de expulsar. Esto es algo que definitivamente las sopas procesadas no pueden brindarle, por eso siempre recomiendo preparar sopa o caldo desde cero.

En general, el caldo de huesos es maravilloso para "curar y sellar" el intestino. De hecho, es uno de los componentes principales del protocolo nutricional de GAPS de la Dra. Campbell, descrito en su libro "El Síndrome del Intestino y la Psicología" (GAPS, por sus siglas en inglés).

No solo es digerido fácilmente, sino que también contiene un alto contenido de componentes que optimizan los procesos inmunológicos y son esenciales para tratar enfermedades autoinmunológicas. Además, el caldo de huesos:

  • Promueve una digestión saludable. La gelatina que contiene es un coloide hidrofílico que acumula y retiene líquidos, incluyendo a los jugos digestivos, lo que sustenta una digestión adecuada
  • Reduce el dolor y la inflamación. El cartílago hervido tiene glucosamina, condroitina y sulfatos
  • Inhibe la infección causada por el virus del resfriado y la gripe
  • Combate la inflamación. Es rico en aminoácidos como la prolina, glicina y arginina, que producen un efecto antiinflamatorio
  • Promueve el crecimiento saludable del cabello y las uñas. Gracias a la gelatina que contiene el caldo

Si tiene un resfriado, le recomiendo agregar más pimienta para hacer un caldo especiado. Esto causará la liberación repentina de fluidos acuosos de su boca, garganta y pulmones que adelgazarán la mucosidad en su sistema respiratorio, para que pueda eliminarla fácilmente.

El caldo de huesos es una excelente opción para preparar sopas y guisos. También, podría beberlo directamente o congelarlo para utilizarlo posteriormente. Recuerde que no debe eliminar la "capa" que se forma en la superficie, ya que es la mejor parte. Está cargada de valiosos nutrientes tales como azufre y grasas saludables, así que simplemente agite el caldo para integrarlo de nuevo.

Nutritional Type Cookbook

Suscríbase Hoy Mismo y Obtenga Acceso Ilimitado a mi Biblioteca de eBooks Gratis